29 oct. 2012

Nos inspira: flores vintage y estilo shabby chic



El shabby chic, o aquella tendencia que muchos llamarían hortera (error)
Os podemos decir, con toda seguridad, que si Ikea ha introducido las flores vintage en diferentes tejidos de su colección (fundas nórdicas, telas, cojines) y en alguna de las líneas de la firma (cocina: bandejas, servilletas, tazas y vasos), agarraos que viene curva: el shabby chic llegará hasta el último de los mortales”

La conocida línea (capital del coolness  como la llaman por la red) ha apostado por este estilo. Traducido al idioma de los mortales nos quieren decir que: algo gordo está por llegar. Nos empacharemos de flores, rosas y pompones... y luego las vomitaremos, en forma de macarones rosas (¡cómo no!)



Hasta ahora, si conocías éste estilo era que tenías una abuela rococó amante empedernida de las flores rosas con una vajilla repleta de éstas, o eras una seguidora de England y te habías empapado, en alguno de tus viajes, de esa extraña moda que mezclaba los tonos rosas y azules cielo, las flores, las moquetas y las tazas de porcelana de té esmaltadas .




Confieso que aunque siempre me habían llamado la atención los objetos con florecillas de éste estilo, nunca  había parado a hacer una reflexión al respeto. Incluso los veía algo ñoños. No los identificaba con ninguna tendencia, ni había sacado ninguna conclusión de mi obsesión a fijarme en ellos. Había algo subliminal (mi madre tenía una vajilla shabby chic, y yo había comido en ella cada día de mi vida… ,mi amiga Maëva tenía un jersey repleto de éste estampado-que pienso heredar algún día cuando ella se canse- y yo había comprado en women secret un montón de veces y paseado su famosa bolsa de papel shabby chic por toda Barcelona, después la había reutilizado y reutilizado). Pero no, no había hecho ningún doctorado al respeto. Ni era consciente de ello.



(Mirar en la foto como Ali de http://solosomosatomos.blogspot.com.es/ se forra una libretita con la susodicha bolsa de women secret)


El clic despertó con Leti Rodríguez (Social Media Manager de Moritz) y una gran iger (podéis encontrarla por letibop en instagram, os encantará, seguro). Su funda nórdica (del Ikea) presente como fondo en muchas de sus fotos y su taza de flores,  despertó mi instinto shabby chic  traducido en horas por la red, saltar de un blog a otro, buscar fotos, …
Después llegarían Cath Kidston, Greengate, Coton et Lavande, Yvestown  o Rachel Aswell y la guinda del pastel, mi pedacito de cielo en la tierra: Verdemandarina (tienda física en Barcelona, a quien dedicaremos una entrada, con el permiso de Bárbara). En medio de éste proceso me fuí a a los Encants a captar todo lo que llevara flores…



(Catálogo de Grengate)

(Verdemandarina:http://verdemandarinabcn.blogspot.com.es/ Bárbara es un encanto! )
(La casa de Yveston...http://www.yvestown.com/)

(Cositas de Cath Kidston para morirse de monas)



Y empecé a ver el estampado por todos lados. Primark tira bastante de él, lo estampa en sus famosas katiuscas, en los neceseres plastiqueros (que tanto me gustan), en paraguas, en papeles de regalo y hasta en un kit de decoupage (¡que grandes por dios!). Lo he visto en mercadillos, en los leggins de Blanco, en cajitas de maquillaje de HyM y en las bolsas para el ordenador de Misako. Veo flores por todos lados. Han calado en la plebe.




Pues sí, señores, depurando un poco lo recargado, lo excesivo, de lo chic, in o wowww, seguro que a vosotros también os empezará a gustar el shabby chic… sólo es cuestión de tiempo. Nos están hipnotizando.




Feliz semana (corta para los que tengan puente)
I,D y M
A nosotras nos inspira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario